Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

25 de febrero de 2011

La imagen de la Vigen visitó el hospital materno

La Mambisa visita a las futuras madres

Por: Ahmed A. Puig Lamela y Pablo M. Marrero Álvarez.

 

Camagüey: febrero 24 (7:00 p. m.) Al filo de las cuatro de la tarde, más de un centenar de futuras madres aguardaban la llegada de la bendita imagen de la Virgen de la Caridad, junto a la puerta principal del Hospital Provincial Gineco-obstétrico Ana Betancourt de Mora de la ciudad de Camagüey.

 

En la breve vista a este Hospital, monseñor Juan García, arzobispo de Camagüey, dirigiéndose a los allí reunidos dijo: Bien podemos decir que todas las señoras embarazadas son benditas entre las mujeres; porque hay mujeres que quieren tener hijos y no pueden, hay mujeres que pueden y no quieren. Las señoras embarazadas aquí presentes, y que están en este hospital materno, han querido y han podido, y llevan dentro de sí un fruto bendito. Ese fruto bendito siente ya el cariño, la atención, la delicadeza de su mamá. Y esta marca quedará en ese fruto bendito después que nazca y crezca;  y esa marca acompañará a ese fruto bendito toda la vida, aunque no tenga plena conciencia de lo que sintió en el interior del vientre de su madre.

 

La señora Lizet Álvarez, con treinta y ocho semanas de embarazo, espera ansiosamente la llegada de su bebé: Mi bebé le debe mucho a la Virgen, su abuelita le ha pedido mucho; gracias a ella estoy embarazada, voy a tener a mi bebé bien, no debe tener ningún problema, pienso salir bien en mi parto. Para mí ha sido esto importantísimo.

 

Al término de la pequeña ceremonia presidida por el prelado, la procesión continuó hasta la cercana capilla de san Lázaro donde permanecerá la bendita imagen hasta el mediodía del 25 de febrero.