Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

20 de febrero de 2011

La Virgen en la Capilla Monserrat

La Caridad llega a la capilla de Montserrat

Por: Pablo M. Marrero Álvarez y Ahmed A. Puig Lamela

Fotos: Annette Pichs Sánchez

Camagüey, febrero 20 (5:00 a.m.) Se escuchan voces cargadas de emoción, ¡ahí viene la Virgen! estallan en aplausos los presente ¡viva la Virgen! Gritan a voz en cuello, se detiene un ómnibus del servicio local y los pasajeros corren para alcanzar un puesto por donde va a pasar la procesión. Con gran júbilo daban la bienvenida a la Madre todas las personas que rápidamente se  congregaron fuera del templo para ver de cerca a Cachita.

Todo estaba previsto para que al bajar del transporte en que se mueve la imagen, fuera llevada en hombros hacia el interior del templo. Pero… que feliz “problema” se produjo, cuando los organizadores  se percataron que las personas allí reunidas no cabían dentro de la iglesia. Rápidamente  los encargados con la colaboración de algunos devotos prepararon todo en el frente de la iglesia. Mientras esto sucedía  Monseñor Juan García, Arzobispo de Camagüey, micrófono en mano, hizo gala de sus dotes de animador y entre cantos, oraciones, Ave Marías, bendiciones de velas, niños y embarazadas animaba a los feligreses de esta comunidad diciéndoles jocosamente: están perdiendo el juego con los del reparto de la Mosca. 

La bendita imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, permanecerá en la capilla de Montserrat, que se encuentra en el reparto Jayamá, hasta el día de mañana en que continuará su recorrido por las restantes capillas de la demarcación eclesial de la parroquia de Nuestra Señora de la Caridad de esta ciudad de Camagüey.

La peregrinación de la imagen de la Virgen de la Caridad que recién comienza en esta ciudad agramontina, ha roto todos los pronósticos, y es que solo ella tiene esa fuerza, fuerza que le ha sido concedida por Dios para que sea ella vía segura y directa que nos lleve a Cristo nuestra esperanza. ¡Gracias Virgen santa! por morar en nuestro pueblo.