Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

20 de febrero de 2011

La Virgen en la Capilla San Vicente

Llega la Mambisa a San Vicente de Paul

Por: Pablo M. Marrero Álvarez y Ahmed A. Puig Lamela

Fotos: Ahmed A. Puig Lamela

Camagüey, febrero 20 (11:30 a.m.) Mucha fuerza, fe, voluntad para seguir adelante en la vida, eso es lo que yo pido. Así recibía a la bendita imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, Aida Malpica, al llegar la Madre de todos los cubanos a la capilla de san Vicente de Paul, enclavada en el reparto de la Mosca de la ciudad de Camagüey, siendo una de las cuatro capillas pertenecientes a la parroquia de la Caridad.

Desde la intersección de la calle comandante Osgood con la carretera central, los feligreses y vecinos del lugar recibían a la Mambisa con una procesión adornada con ramas de arecas. El desfile que seguía al carro que portaba la bendita imagen se extendió unos cien metros hasta el patio del oratorio salesiano “Don Bosco” que colinda con el pequeño templo erigido en 1928.

Allí las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Pilar Mourelo Lázare, presidenta del consejo pastoral de la capilla, quien haciendo una breve reseña histórica de por qué la Virgen es patrona y reina, animaba a los no creyentes a incorporarse activamente a la iglesia. Al término de su pequeña pero emotiva intervención y con alegría rebosante arengó a todos con vivas a la Virgen. 

Para las breves horas que estará la Mambisa entre fieles y vecinos de esta localidad se han previsto las ya imprescindibles bendiciones de niños, embarazadas y enfermos.

 

1 comentario:

Ana Dolores Garcia dijo...

Muchas gracias a todos los hermanos que intervienen en las reseñas del recorrido, que estoy siguiendo diariamente con ustedes y reproduciéndolo en el blog que mantengo, La Gaceta de Puerto Príncipe. Gran alegría experimenté hoy en esta crónica sobre la visita de la Virgen Mambisa al reparto la Mosca, y la mencón de Pilar Mourelo, a quien recuerdo con todo cariño. Un fuerte abrazo, Pilar, desde esta larga distancia en el tiempo y la Geografía, que no en la oración y el pensamiento, Lolita García