Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

12 de febrero de 2011

Últimas horas ayer en Vertientes

La Caridad se queda en Vertientes

Por: Amparo Pérez Valdés

Vertientes, Camagüey: Febrero 11 (9.00 p.m.)

 

En horas de la tarde, recibieron la bendición los niños de primaria, catequistas y misioneros, pidiendo a la Madre la fortaleza que necesitan para continuar escuchando la palabra y anunciar el Evangelio al mundo entero, contando con el aumento de este servicio y la perseverancia de los niños en la catequesis.

Otro momento emotivo en esta tarde memorable y llena del Espíritu Santo, con la presencia de la Mambisa, es la celebración del sacramento del bautismo de un nutrido grupo de niños y adultos. Regalo que nos dejó Cristo para entrar por la puerta que conduce al privilegio de ser sus hijos y formar parte de la familia de la Iglesia.

Ya casi con los últimos rayos del sol, se celebra la misa solemne, presidida por Mons. Juan García, arzobispo de la arquidiócesis camagüeyana y concelebrada por los padres marianistas Joaquín Briones, párroco de la comunidad y Herminio Martínez, vicario de Vertientes. En la homilía, Monseñor expresó: "Las personas de Vertientes quieren quedarse con la Caridad, y ayudará mucho rezar todos juntos antes de salir, delante de la imagen de la Virgen y que todos al anochecer recemos…". El arzobispo, por lo vivido en este pueblo, se lleva la certeza que "La Caridad se queda en nuestros corazones".

Culmina la extraordinaria jornada con turnos de oración que se mantienen hasta las once de la noche, superándose las expectativas de esta peregrinación por Vertientes. Mañana nuestra Madre partirá hacia Céspedes temprano en la mañana.