Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

5 de marzo de 2011

En Sola

El Valle Rojo recibe a la Virgen

Por: Pablo M. Marrero Álvarez

Sola, Camagüey: marzo 4 (1:30 p. m.) De camino a la ciudad de Sola, cabecera del municipio camagüeyano de Sierra de Cubitas, particularmente conocido por su tierra de fuerte color rojo, el móvil que transporta la bendita imagen de la Virgen de la Caridad hizo una parada imprevista, para que los moradores del caserío de Cocodrilo saludaran a la Madre. El pequeño grupo reza y canta rápidamente para que la Peregrina pueda continuar su paso. La marcha se detuvo nuevamente en la entrada de Caidije, donde esperaban a la Virgen, junto a los pobladores del lugar, los habitantes de los caseríos de La Tumba y Don Manuel, parada prevista en el trayecto hacia Sola.

Al llegar a la ciudad cabecera de este municipio, el pueblo que se encontraba reunido a unos cien metros de la iglesia de Santa Rita de Casia, acompañó en procesión a la Mambisa hasta las puertas de dicho templo, donde se desarrolló la celebración de bienvenida. Allí el P. Ignacio Zaldumbide, sacerdote que atiende la comunidad, pidió al pueblo que permitieran acercarse a venerar a la Madre, a un matrimonio con su niño que venía desde Senado, ubicado a ocho kilómetros del municipio de Minas. Nos ha motivado a llegar hasta aquí la fe en la Virgen y lo prodigiosa que ha sido para este pueblo, es algo que llevamos en la sangre. Yo creo que ella se merece el homenaje que le brinda el pueblo cubano, y mucho más. Así nos comentaba, muy emocionada, la joven familia formada por Eduardo Rodríguez y Flora Ramírez con su niño Eduardo.

Aquí el P. Ignacio ha fijado para las dos de la tarde, las bendiciones  para enfermos, embarazadas y niños. A las cinco de la tarde, Mons. Juan García, arzobispo de Camagüey, celebrará la santa misa con la que se despedirá a la Mambisa de esta región.