Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

10 de marzo de 2011

Testimonio

 
Testimonio de Pedro Luis Hernández Agüero, habitante del municipio de Minas en Camagüey

(recogido por Pablo Marrero)

Un compañero mío y yo salimos a una misión militar en África; en un momento que había un peligro muy grande y que pensábamos que era nuestro final, me surge un pensamiento y yo le digo a él, mira, vamos a pedir a la Virgen de la Caridad del Cobre para que nos salve la vida, si nosotros salimos con vida de aquí, entonces podemos confiar que es muy cierto que la Virgen es real y que protege a la humanidad.

Desde que salimos del precipicio donde estábamos, nosotros por siempre hemos confiado, hemos tenido fe y hemos dedicado nuestras esperanzas a la Virgen; porque en ese difícil momento pudimos sentir el cariño que ella nos daba. Esa experiencia nosotros se la transmitimos a muchos compañeros nuestros. A partir de esa ocasión, yo he esperado una oportunidad para ir al Cobre a agradecerle, pero no lo había podido hacer; entonces hoy, que la Virgen ha venido hasta aquí, luego de agradecerle desde lo más profundo de mi ser, quisiera decirle a todos que siempre confíen en ella que es una Virgen salvadora, que existe de verdad. Él que quiera comprobar esto, que le pida con fe, y verá que ella lo complace y le muestra que ella sí existe.