Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

23 de mayo de 2011

DE LA PASCUA ADOLESCENTE

DISCÍPULO de CRISTO: del latín discipulus. Persona que se pone libremente bajo la dirección de Jesús, dejándose enseñar en todo por Él como verdadero Maestro. Es aquel  que  al recibir su llamado lo sigue para vivir como Jesús, para aprender sus enseñanzas, su manera de pensar, de actuar y de sentir.

CUALIDADES DE MARIA COMO MODELO DEL DISCÍPULO DE CRISTO:

*      FE: en ella resplandece este don como apertura, respuesta y fidelidad a Dios. Persiste siempre confiada en el diálogo con Dios que le habla. Cree sin límites, como la que salta hacia el abismo sin ver la mano que la sostiene en la caída, hasta el Calvario, la cruz,  lo inexplicable del aparente fracaso y  la muerte de su Hijo Jesús. En ella se cumple la bienaventuranza: ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!” ( Lc 1:45)

*      OBEDIENTE A DIOS PADRE: María siempre dijo: “Hágase” a los planes de Dios. De esta aceptación obediente de Dios Padre dependió la salvación de toda la Humanidad y de su pueblo Israel.  En todos los acontecimientos de su vida incluso en los más incomprensibles siempre obedeció y dijo “Sí” a la voluntad de Dios Padre: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. Y el ángel dejándola se fue” (Lc 1:38)

*      AMA A JESÚS: Como Madre amorosa y discípula demostró el amor que debe caracterizar a un seguidor de Jesús: un amor sin medida, hasta olvidarse de sí mismo. Sin una relación profunda de amor no podría haber hecho todo lo que hizo por su Hijo y por nosotros. Sin Amor, sin Caridad, de nada vale lo que hacemos por bueno que sea “si  no tengo caridad, nada me aprovecha” (1 Cor 13,3).

*      SERVICIAL: Ella se hizo la sierva del Señor. Fue corriendo  a servir a su prima Isabel que era anciana y estaba embarazada: “En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa” (Lc 1:39-40.56). El servicio más valioso para todos, ha sido el de ser Madre de Jesús.

*      ATENTA: Pone siempre sus ojos en las necesidades de los demás como hizo en Caná  cuando se dio cuenta que los novios se les acabó el vino: “Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: «No tienen vino.» (Jn 2:3). Desde el Cielo sigue cuidando e intercediendo por nosotros sus hijos “ahora y en la hora de nuestra muerte”.

*      ORANTE-ESCUCHA: Ella conservaba todos los recuerdos de su vida y los meditaba en oración: “María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón. Bajó (Jesús) con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón” (Lc 2:19.51). María escucha constantemente la Palabra de Dios, la ha oído desde niña, ésta la lleva a querer y hacer lo que Dios Padre le propone; por eso dice Jesús cuando le anunciaron: «Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte…Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la   cumplen.» (Lc 8, 19-21)

*      FRATERNA-HERMANA: Por su ser Madre de todos los que creen y siguen a Cristo, hace que nos descubramos hermanos. Ella es presencia maternal, que crea el ambiente familiar y la voluntad de acogida. Como es Madre de la Iglesia fortalece los lazos de amor entre nosotros los bautizados creando desde los inicios la comunión: “Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos” (Hch 1, 14). En María nos encontramos con Cristo, con el Padre y el Espíritu Santo, y en esta Trinidad que es Dios, estamos unidos todos.

*      ABIERTA A LA ACCION DEL ESPIRITU SANTO: Abrió su vida al Espíritu Santo que la fecundó en su vientre haciendo que llegara Jesús a nuestro mundo. El Espíritu habita en ella de una manera singular pues  es la llena de gracia. Ella siempre tiene una gran apertura a  los siete dones del Espíritu de Dios: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.  Con la Iglesia, María implora y acoge constantemente su dinamismo y acción renovadora: “Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse (Hch  2, 1-4)

*      ALEGRE: Esa fue la invitación del ángel Gabriel: “Alégrate llena de gracia” (Lc 1, 28). Su vida está llena de alegría ya que ha sido la mujer más favorecida entre todas las mujeres, así lo expresó en el cántico del Magníficat: “…porque mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava… porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso” (Lc 1:48-49). Ella es la Hija de Sión (Jerusalén) que debe alegrarse: “para que yo cuente todas tus alabanzas a las puertas de la hija de Sión, gozoso de tu salvación” (Sal 9, 14). La alegría es el distintivo de los discípulos del resucitado.

*      MISIONERA: Continuadora de la misión de su Hijo, sigue atrayendo hacia Él y por Él al encuentro con Dios Padre,  a todos los que la aman y veneran. Con la cercanía de sus manifestaciones a los distintos países (La Guadalupe en México, Nuestra Señora de Aparecida en Brasil, Lourdes en Francia, El Pilar en España, etc.) hace que sus hijos lleguen más rápido a la verdad del Evangelio: Cristo ha muerto y resucitado para que por Él todos alcancen la Vida Eterna en Dios después de la muerte. Con su testimonio de valores humanos y virtudes cristianas es la educadora que nos hace ser legítimos discípulos del Resucitado.

 

----------------------------------------

Aunqux mi máquina dx xscribir xs vixja, xscribx bixn xxcxpto por una txcla.

Muchas vxcxs hx quxrido qux funcionx bixn.

Xs vxrdad, las dxmás 42 txclas funcionan bixn, pxro basta qux una no xscriba para qux sx vxa la difxrxncia.

A mi comunidad lx puxdx pasar como a mi máquina dx xscribir. Basta qux fallx una sola pxrsona para qux no funcionx adxcuadamxntx. Si una pxrsona no cumplx con lo acordado y xnsxñado por xl Xspíritu Santo, la comunidad, la catxquxsis, la pastoral dx la salud y otras iniciativas no irán adxlantx.

Tú xrxs la letra x. Si no actúas por la inspiración dx Xl Xspíritu, algo no caminará xn tu familia, iglxsia y ciudad.