Jorge Gonzáles Rodríguez and Juan Carlos Armengol Manzo

21 de diciembre de 2011

LA PRIMERA NAVIDAD

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas 2, 1-20.

Por aquellos días salió un decreto del emperador Augusto, por el que se debía proceder a un censo en todo el imperio. Este fue el primer censo, siendo Quirino gobernador de Siria. Todos, pues, empezaron a moverse para ser registrados cada uno en su ciudad natal. José también, que estaba en Galilea, en la ciudad de Nazaret, subió a Judea, a la ciudad de David, llamada Belén, porque era descendiente de David; allí se inscribió con María, su esposa, que estaba embarazada. Mientras estaban en Belén, llegó para María el momento del parto, y dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, pues no había lugar para ellos en la sala principal de la casa.

En la región había pastores que vivían en el campo y que por la noche se turnaban para cuidar sus rebaños. Se les apareció un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de claridad. Y quedaron muy asustados. Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo, pues yo vengo a comunicarles una buena noticia, que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy, en la ciudad de David, ha nacido para ustedes un Salvador, que es el Mesías y el Señor. Miren cómo lo reconocerán: hallarán a un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en un pesebre.»  De pronto una multitud de seres celestiales aparecieron junto al ángel, y alababan a Dios con estas palabras:

«Gloria a Dios en lo más alto del cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta es la hora de su gracia.»

Después de que los ángeles se volvieron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: «Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha dado a conocer.» Fueron apresuradamente y hallaron a María y a José con el recién nacido acostado en el pesebre. Entonces contaron lo que los ángeles les habían dicho del niño. Todos los que escucharon a los pastores quedaron maravillados de lo que decían. María, por su parte, guardaba todos estos acontecimientos y los volvía a meditar en su interior. Después los pastores regresaron alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, tal como los ángeles se lo habían anunciado.

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

LA NAVIDAD HOY

-         Con tus hijos y nietos y demás familiares prepara un arbolito y un nacimiento.

-         Cena con toda la familia el 24 leyendo el texto bíblico de la primera Navidad.

-         Comparte tu comida con un necesitado.

-         Envía una tarjeta de Navidad a un familiar o amigo.

-         Regala un almanaque católico a una persona querida.

-         Participa en la misa del gallo con tu familia.

-         Visita los nacimientos de las iglesias con los más pequeños de la casa.

-         Da regalos de Reyes Magos a los niños el 6 de enero.

-         En la cena de fin de año da gracias a Dios delante de tu familia y pide bendiciones para el nuevo año.

 

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO